Skip to content

FAUNA DE JUEGO DE ROL (IV)

by en 04/02/2010

EL TÉCNICO
En los juegos de temática futurista el papel de mago suele estar representado, más que por un individuo con sombrero cónico y cabalísticos poderes, por un cretino con gorrita y gafas, nulas habilidades de combate y extensos conocimientos médico-técnico-mecánicos que siempre es vital en UN momento dado de la aventura (al que normalmente llega hecho un Cristo crucificado y por tanto sus habilidades no pueden usarse cuando hacen falta) y el resto es un hermoso bulto que atrae las balas como la miel a las moscas.

Y es curioso porque el pelotón de guardias de seguridad casi siempre elige coser a tiros al desgraciado técnico-hacker desarmado que al peligroso cyber-mercenario con ametralladora triple que, literalmente, lo cubre con su sombra. A veces (no siempre) cuentan con alguna rara habilidad curativa ( de esas de “en cuanto gane un poco de experiencia me la pongo, palabra”) que se anula en cuanto lo anulan a él.

EL HALFLING
Ya hemos visto como los elfos son blanco del escarnio más absoluto debido a sus capacidades. El personaje que tratamos a continuación se parece al elfo en que suscita tanto o más cachondeo que él pero que encima ni siquiera tiene las ventajas de este. Es decir, no todo lo tiene malo (ni el más desquiciado fan de los friki-personajes se rebajaría a llevar un “lo-puto-peor-personaje”) pero a este no le compensa por ninguna parte:

Son bajitos, son gordos, a menudo, pacíficos… por todos los demonios, no son precisamente de la madera de la que están hechos los aventureros. De hecho, cualquier tapón de estos es en sí mismo un “friki-personaje” ya que es rematadamente inusual para los de su raza (y ya puestos, los jugadores, que chorrean al pobre microbio sin piedad alguna).
Ya sean hobbits, halflings, gnomos o cualquier otra raza de metro y palmo (los enanos suelen tener algo más de altura y unas hojas de acero que evitan cualquier mofa) estos “bichitos” están condenados a ser ladrones de un modo similar al hecho de que todo enano es un guerrero. Si leeis los pros y los contras de EL LADRÓN veréis por qué estos “medio personajes” acaban invariablemente cortándose las venas con la espada corta (porque con semejante tamaño es lo más grande que se pueden permitir).

EL INÚTIL
Muy pocas veces un jugador se rebajará a llevar un personaje sin un mínimo de tiradas altas por lo que los personajes impagables suelen tener otro origen, normalmente un creador con un nivel de incompetencia descomunal que ha supuesto que los puntos destinados a Habilidades Para Matar de su guerrero le vendrán mucho mejor a sus insuficientes conocimientos de Lectura de Runas (chorreo por parte del resto de jugadores asegurado) o bien un gafe de tres al cuarto que ha logrado sacar todo lo malo en la Tabla de Historial (joder, otra enfermedad crónica incurable. Esto más que un enano parece un perro con moquillo) y no quiere (o no le dejan) hacerse otro personaje. Ciertos juegos, sin embargo, incluyen alguna (a veces más) categoría de personaje que encaja en esta descripción, siendo su finalidad ignota.

Sea cual sea su origen, los “culo-personajes” tienden a ser un de foco de disgustos porque los malos personajes y las malas tiradas son excelentes compañeros (y una fuente inagotable de buenos ratos para el máster) y los demás jugadores habrán de detener su huída para ayudar al Guerrero Experto En Runas que ha perdido el aliento ó alguno tendrá que cargar con el Ladrón Sin Piernas pared arriba ó alguien habrá de sacar de la pelea el cuerpo inconsciente del Enano Nadador y habrá que echar a suertes a ver a quién le toca volver a recoger al Astrólogo Espiritual que se ha caído del caballo.

EL TIRADAS ALTAS
En el otro extremo de la línea en la que el anterior personaje es lo más temido tenemos al “perfecto” aventurero que todos desean: Uno que tenga (a lo tonto) todas las tiradas al máximo desde el principio. Y si además las tiradas se hacen delante de los demás para que vean que no se hacen trampas y que se pongan verdes de envidia, mucho mejor. A veces, las tiradas son tan altas que el concepto de “profesión” se difumina un tanto porque el tío vale para todo sin necesidad de insulsas habilidades. Y así, nos encontramos con magos y técnicos que, liándose a guantazos, logran espantar al durísimo Enemigo Casual contra el que todos los guerreros del grupo se veían impotentes; con guerreros que lo ven todo mucho antes de que el ladrón pueda decir “esto me da mala espina”; con ladrones que… bueno, que abren las puertas pero que muy bien.

Sin embargo, estos polivalentes personajes a grandes rasgos son kombo-elfos e, inevitablemente, acaban atrayendo sobre sus pobres cabezas más de lo que pueden controlar:

HECHICERO:Bien, le corto (pan comido para mi hacha de combate y mi fuerza de 150) la cabeza al jefe de la banda de gigantes y la sostengo bien alto (con una mano, claro) para que mis compañeros la admiren.
MÁSTER:¿Lo haces?Muy bien, cuando te agachas descubres que estás de pie sobre el Elemental de Tierra más grande que has visto jamás…

Anuncios

From → Partidas de Rol

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: