Skip to content

by en 26/10/2012

Caso: Jack the Ripper                                                Fecha: 24 de octubre de 2012

 

            Todo comenzó el lunes con el hallazgo del cadáver de una de las mujeres de dudosa reputación que recorrían estos días nuestra facultad. La habían matado con un arma contundente y cerca del cuerpo había un dibujo firmado como “oso judío”. Pero esto no es lo más desconcertante.

            Al día siguiente murió un policía que en un arrebato de furia había atacado a un ciudadano que paseaba por la zona, el cual se defendió y acabó con la vida del agente con dos golpes secos. Poco después encontramos sin vida a uno de nuestros sospechosos iniciales del caso, que había muerto también por dos golpes con un arma contundente. No encontramos ni armas ni dinero en su cuerpo. Una testigo nos dio una vaga descripción que podría haberse correspondido con el ciudadano al que nuestro agente había atacado antes. Ese mismo día aparecieron 5 cadáveres más cuya causa de la muerte era la misma, y firmados por nuestro “oso judío”. El misterio sobre su identidad se desveló cuando acudió a atacar al inspector jefe de policía Abberline acompañado de un compinche. El inspector mató al “oso” defendiéndose y detuvo a su cómplice, que nos explicó que su amigo había oído hablar de Jack el Destripador y quería la gloria que ese asesino podría llegar a tener, porque estaba convencido de que se la merecía más que él.

            Pero por si eso no fuera suficiente para volver a la policía loca, apareció otro cadáver de una prostituta, esta vez asesinada con un cuchillo carnicero, y uno de nuestros policías mató a otro, alegando que tenía una actitud sospechosa y no lo había reconocido (acababan de trasladarlo de otra comisaría y acababa de tomar posesión de su puesto). Ahora sabemos que este mismo policía fue quien mató al original “Jack el Destripador” y ocupó su lugar.

            Así, hoy han aparecido una tras otra 3 prostitutas muertas, degolladas con lo que probablemente fuese un bisturí. Miestras tanto, el cuerpo de policía seguía trabajando para liberarnos del resto de asesinos que poblaban nuestra facultad.

            Finalmente, el inspector jefe y una de sus agentes, con la inestimable ayuda de un avispado reportero,  han encontrado a “Jack el Destripador” y el primero ha conseguido detenerlo, pero no sin que antes este acabase con la vida de su compañera.

            Ahora, por fin podemos descansar seguros.

 

Caso Cerrado

 

 

Anuncios

From → Notas de Prensa

One Comment
  1. fgjordi permalink

    Que majo el Oso 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: